Filosofía

Porque el cine es una herramienta de creación y comunicación

y, como tal, aporta elementos muy efectivos en la transmisión de valores y es fundamental para el desarrollo del ser humano.
«El desarrollo de la creatividad artística conduce a la creatividad en todos los campos» (D. Winnicott, pediatra, psiquiatra y psicoanalista).

 

Porque ayuda a desarrollar la iniciativa personal,

induce al conocimiento, estimula la expresión con total libertad y anima al intercambio de ideas.

 

Porque la creatividad en equipo

fomenta la  seguridad en uno mismo reforzando, a su vez, valores sociales y una ética de trabajo y de responsabilidad, cooperación y visión de futuro hacia la consecución de nuestras metas.

 

Porque en este momento sociológico

en el que nuestros más jóvenes viven el proceso creativo desde la inmediatez que les dan los medios tecnológicos, el hacer cine afianza el llamado retraso en la recepción de la recompensa, tan necesario para su formación personal.

 

Porque el estudio del medio audiovisual

nos permite aplicar el filtro a los mensajes audiovisuales con que nuestra sociedad es bombardeada.

 

Porque nuestros cursos están orientados

a aficionados al cine sin especialización previa pero con ganas de “probar suerte” en el mundo del cortometraje. Para ellos, recorrer el proceso completo de creación de un cortometraje desde el guion a la postproducción, así como el rodaje de un corto como práctica de final de curso, supone un acercamiento teórico-práctico de primer orden.