El cine es un extraordinario medio para representar la realidad, promover sensaciones,  formar actitudes o comprender cómo el Arte marca nuestra cultura. Su gran despliegue multidisciplinar lo dota de un poder de transversalidad capaz de penetrar simultáneamente en diversas materias, capacidades y competencias, convirtiéndolo en un buen medio educativo que, en cierto modo, revoluciona la didáctica de las diferentes materias encaminando sus metodologías hacia el trabajo colaborativo con base en el análisis, la reflexión y la crítica.

En su XIII edición del 2017, el Festival de cine de Calanda nos encargó que diéramos un taller de cine en 3 de los institutos más grandes de la comarca con el objetivo de acercar el mundo de Buñuel a los estudiantes o mejor dicho, para que los alumnos descubrieran cómo el simbolismo característico del surrealismo, sigue existiendo en sus vidas, por ejemplo a través de los emoticonos.

Los vídeos resultantes fueron: